pacto_alcaldes_clima.jpg

El alcalde y la concejala de Medioambiente asisten en Sevilla a una jornada sobre clima y energía

22/11/2016


José Leocadio Ortega y Rocío Barragán estuvieron presentes ayer en esta jornada para conocer de primera mano el Nuevo Pacto de los Alcaldes para el Clima y la Energía y la Nueva Agenda Urbana, que tuvo como objetivo informar a los municipios andaluces acerca de las últimas novedades en torno a dos de las más importantes iniciativas internacionales de carácter municipal: el Nuevo Pacto de los Alcaldes para el Clima y la Energía y ONU Habitat.

El Pacto de los Gobiernos Locales es una iniciativa europea apoyada por la Junta de Andalucía, que supone el compromiso de los 548 municipios firmantes -entre ellos Pilas- para reducir las emisiones de CO2 en el ámbito municipal en al menos un 20% antes de 2020, mediante la aplicación de un Plan de Acción para la Energía Sostenible (PAES). Estos planes recogen un conjunto de medidas y actuaciones concretas encaminadas a conseguir el objetivo de reducción.

Cerca de 200 representantes de los gobiernos locales participaron ayer lunes en Sevilla en una jornada organizada por la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio para informar a los municipios andaluces acerca de las últimas novedades de dos iniciativas internacionales de carácter local: el Nuevo Pacto de los Alcaldes para le Clima y la Energía y el programa de Naciones Unidas para los asentamientos humanos, ONU Hábitat.

Según un comunicado, en el transcurso de este encuentro, que permitió también el intercambio de experiencias entre las distintas administraciones andaluzas con competencias en materia de urbanismo, se firmó el protocolo para establecer una estrategia de coordinación entre los municipios adheridos al nuevo pacto.

El Pacto de los Alcaldes es una iniciativa, promovida por la Unión Europea y coordinada en Andalucía por la Junta y las Diputaciones Provinciales, que nació con el fin de reducir voluntariamente las emisiones de CO2 en al menos un 20 por ciento en los municipios adheridos. En la actualidad se han incorporado a este acuerdo unos 6.000 municipios de 57 países, 548 de ellos andaluces.

A finales de 2015, esta iniciativa inició una nueva etapa pasando a denominarse Pacto de los Alcaldes por el Clima y la Energía, ampliando además la meta de la reducción de las emisiones de C02 en 2023 hasta en un 40 por ciento. En definitiva, se pretende reforzar sus objetivos a través de la inclusión de estrategias frente al cambio climático tales como la mitigación, la adaptación o la capacidad de resiliencia de las ciudades ante situaciones adversas.

Por su parte, el programa ONU Hábitat para los asentamientos humanos nació en 2002, aunque su origen hay que buscarlo en la década de los 70, cuando se ejecutaron las primeras acciones para tratar el rápido y descontrolado crecimiento de las ciudades. Presente en 70 países de todo el mundo, esta iniciativa de Naciones Unidas tiene una amplia gama de proyectos y actividades que van desde la asesoría en políticas urbanas en el ámbito gubernamental hasta programas de reconstrucción por desastres.

En concreto se pretende recuperar la dimensión global de la urbe, combinando factores tales como la innovación, gobernanza y conservación de la riqueza y diversidad territorial. En definitiva, se trata de convertir a las ciudades, a través de una nueva agenda urbana, en un lugar más habitable, más seguro y con mayor calidad de vida para todos sus habitantes.

La Jornada Nuevo Pacto de los Alcaldes para el Clima y la Energía y la Nueva Agenda Urbana, que se celebró ayer en la sede de la Fundación de las Tres Culturas, en Sevilla, fue dirigida a alcaldes, representantes y personal técnico de la administración local y las diputaciones provinciales. En este encuentro, organizado por la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, han colaborado las oficinas del Pacto de los Alcaldes y ONU Hábitat, la Agencia Andaluza de la Energía, Diputaciones Provinciales y la Federación Andaluza de Municipios y Provincia (FAMP).

Fuente: Junta de Andalucía y EuropaPress.