Entrevista Antonio Romero Mejías

16/11/2009

Al morir mi padre, me di cuenta de que había mucho por hacer para dignificar el cementerio

Antonio Romero Mejías, actual administrador del cementerio parroquial San José, nos habla sobre su trabajo y nos adelanta algunos de los actos que la Junta Administrativa está organizando para conmemorar el 125 aniversario del camposanto pileño

 

Antonio Romero Mejías es un hombre polifacético y culto donde los haya. Profesor jubilado de Enseñanza Secundaria, es Licenciado en Filosofía por la Universidad Católica de París y Diplomado en Fonética-Fonología en la Sorbona; Licenciado en Filosofía Pura por las Universidades de Sevilla y Valencia; estudió Arte Dramático y Música en el Conservatorio Superior de Sevilla. Fue Director del Colegio Libre Adoptado y del primer Instituto de Bachillerato de Pilas donde ejerció como profesor durante prácticamente toda su carrera. Amante de su pueblo y de sus tradiciones y de unas profundas creencias religiosas, fue presidente de la Hermandad de Nuestra Señora del Rocío de Pilas desde 1978 a 1992 y fundador de la “Agrupación Coral Nuestra Señora del Rocío de Pilas”, hace 25 años, que aún dirige. Recuperó la tradición de los Campanilleros con los que lleva 26 navidades en las calles. En la actualidad sigue escribiendo en la Revista Anual del Ayuntamiento con ocasión de la Feria y Fiestas de junio y dirige y redacta “Mi Parroquia” Boletín Parroquial de Santa María la Mayor que despierta gran interés en la localidad. Colaborador habitual de Canal Pilas Televisión, es la voz de las retransmisiones en directo de la Semana Santa Local. Participa en el programa de Cáritas Parroquial para la atención de inmigrantes como profesor de lengua española, entre otras actividades en el seno de la comunidad católica. Y, como tal, ejerce el cargo, gratuito y voluntario, de administrador del Cementerio Parroquial San José. Pertenece a la Junta Administrativa desde 1993-94 y es administrador desde 1997. Casado con María José Pérez Caro, propietaria y directora de la primera autoescuela pileña; padre de una única hija y abuelo de dos preciosos niños, que son su debilidad.

 antonio-romero

Antonio, ¿cuál es tu función concreta en el cementerio?

Mi función es la gestión contable y administración práctica de todo lo relativo al funcionamiento del Cementerio, especialmente la jefatura del personal allí contratado y sepultureros, así como las relaciones con las empresas y contratistas de obras, proveedores, bancos, Autoridad Civil, Juzgados, Sanidad.

 

¿Cómo fue lo de aceptar el cargo de administrador del camposanto?

Nunca me lo pude imaginar. Como par a toda mi generación, el cementerio era algo desconocido y para nada frecuentado desde aquellas incursiones y correrías infantiles que se hacían por allí como un juego. Fue a raíz de la muerte de mi padre en 1991. Cuando al día siguiente pedí la llave (como era costumbre, por entonces) y visité el cementerio, comprobé lo amplio y luminoso que era aquel espacio y me di cuenta que había mucho por hacer para dignificar aquel recinto. Semanas más tarde, D. Eloy Caracuel, entonces Cura Párroco, me llamó (porque quería “adecentar” un poco el cementerio) para preguntarme qué sabía del mismo, por qué era parroquial y qué competencias tenía allí la Parroquia. Así fue como inicié un período de investigación para poner en claro la cuestión. Mientras tanto, asistí a algunas reuniones de la Junta y fui enterándome de cosas, hasta que un día, hablando de edificar un nuevo pabellón, me propusieron que me quedara. Puse una condición: “Que se dejaran de colocar uralitas y se sustituyeran por tejas”, aceptaron y así se inició mi andadura en la Administración del camposanto.

 

Acaba de celebrarse el día de todos los santos, ¿en qué varía vuestra rutina de trabajo cuando se acerca vuestra fecha?

El 1 y 2 de noviembre (Todos los Santos y la Conmemoración de los Fieles Difuntos) son los días de mayor afluencia de público. Dos meses antes esta Administración inicia “el repaso general” que consiste en la limpieza de nicho a nicho. Se hace una revisión general de techumbres, muros, setos, arbolado, jardines,… y durante los días señalados hay un despliegue más intenso del personal que se refuerza con otras personas para ayudar a la colocación de las escaleras, colocación de flores en nichos altos, vaciado de contenedores, eliminación de residuos, organización del aparcamiento y mil pequeños servicios. La responsabilidad con que todo ello se realiza queda patente y nuestra máxima recompensa es la satisfacción del usuario o visitante. Personalmente, además, es una ocasión de reencontrar, cada año, a muchos pileños, conocidos y amigos, residentes en otras localidades que sólo vienen al pueblo en estas fechas.

 

Hablemos ahora del cementerio, el año que viene cumple 125 años ¿Vais a hacer algún tipo de conmemoración?

Aún no tenemos el programa cerrado. El acto central será una Misa Solemne en el mismo recinto a la que invitaremos para concelebrar a la Autoridad Diocesana y Curas Párrocos que lo han sido de nuestra Parroquia, Autoridades Civiles, Instituciones locales y a los titulares y usuarios en general del cementerio. En lo cultural deseamos hacer alguna publicación (sobre Historia, Patrimonio y Reglamento en vigor) y una Exposición de lápidas antiguas que hemos ido conservando en los últimos tiempos desde el comienzo hasta la segunda mitad del siglo pasado. Estamos diseñando un paseo histórico-cultural por el recinto visitando ciertas curiosidades en las inscripciones de las lápidas y deteniéndose en los personajes que tuvieron cierta relevancia social en nuestra localidad.

 

¿Se sabe aproximadamente cuántas personas “descansan” en el camposanto de Pilas?

Pronto, cuando el proceso de informatización en revisión se termine, podremos saber los sepultados “en pared” y panteones. Saber los que se enterraron en tierra, es complicado. Calculamos que a lo largo de 125 años han sido sepultados, de una y otra forma, entre 11.000 y 13.000 fallecidos.

 

Quedamos emplazados para seguir hablando de vuestros planes y proyectos, esos que tenéis a largo plazo, para vuestro cementerio

Cuando queráis, pues ya sabéis cuán interesados estamos en que se sepa y se conozca qué nos traemos entre manos, de manera que, con mayor y más transparente información, sean cada vez más los que se suban al carro de la colaboración y apoyo en nuestra empresa. Recomendamos visitar en Internet los Blogs Villa de Pilas o Pilas Cofrade, por ejemplo, donde se facilita amplia información de algunas de las cosas aquí comentadas.