LA PREVENCIÓN CONTRA LA VIOLENCIA ENTRE ADOLESCENTES CENTRA LOS ACTOS CONMEMORATIVOS DE LA LUCHA POR ERRADICAR LOS MALOS TRATOS

La educación y la prevención se convierten en los pilares por los que han apostado el área de Igualdad, la comunidad educativa y los padres

marchaviolencia-web

Pilas celebró, un año más, como viene haciendo desde hace más de una década, los actos conmemorativos contra la Violencia de Género, una lacra social que se ha de erradicar y que, para conseguirlo, tiene en la educación y en la prevención sus mejores armas. Y estas fueron precisamente las que utilizaron la Delegada de Igualdad, Ana María Becerril, y los colectivos sociales y educativos, con los padres como fundamental apoyo, para dejar patente el No a la violencia de género.

Este año la principal novedad ha sido que los esfuerzos se han centrado en la prevención y el trabajo con los adolescentes. Según datos aportados por la concejal pileña, durante 2008 fueron enjuiciados por malos tratos un total de 110 menores de edad, mientras en el ejercicio en curso van ya 40, una cifra muy elevada que, a su juicio, evidencia la necesidad de aportar un granito de arena para cambiar esta triste situación.

NO ES AMOR

Y el primer paso fue organizar unas jornadas específicas para adolescentes en el IES Tierra del Rey y en La Soledad, dirigidas a alumnos de 3º y 4º de ESO. La conferencia fue ofrecida en los dos casos por Concha Castaño, monitora del curso de Desarrollo Personal del Área de la Mujer, y llevaban por título “Esto no es amor”.

Los actos propios de la celebración de la efeméride empezaron el día 23 con la apertura por parte del alcalde, José Leocadio Ortega, y la puesta en escena de la obra La Travesura de la dama blanca, de la compañía Dos Hermanas Teatro, una bonita representación de teatro de calle donde el silencio fue el protagonista y generó un interesante coloquio con posterioridad.

El miércoles día 25 empezó la marcha hacia las 17:00 horas, encabezada por el alcalde y por varios representantes de los distintos colectivos de la localidad. Partió desde el Ayuntamiento y, tras recorrer diversas calles, llegó hasta la Casa de la Cultura, donde la concejal Ana María Becerril leyó un manifiesto. Media hora más tarde del inicio se celebró una charla en la que se debatió la pureza de lo femenino y lo masculino, y el deseo del encuentro por parte de los dos géneros. Estuvo dirigida por Concha Castaño.

La película Provoque cerró los actos, con la visión de la protagonista, que sufre malos tratos y lucha desde la cárcel por los derechos de la mujer tras sus vicisitudes con su marido y agresor. Con el pase de esta cinta se puso el broche de oro a unas jornadas intensas que han buscado repartir la semilla del amor y la solidaridad entre jóvenes y mayores.