Marisol.jpg

La Delegada de Bienestar Social ofrece alternativas para la situación de impago a las trabajadoras de Ayuda a Domicilio

01/02/2012

La Delegada de Bienestar Social del Ayuntamiento de Pilas, Marisol Suárez, aclara la situación que atraviesan las trabajadoras de Servicom, la empresa encargada de gestionar el servicio de Ayuda a Domicilio en el municipio desde hace varios años. Suárez se ha encontrado con una serie de trabajadoras a las que se les debían sus nóminas y ha buscado alternativas para darles una solución viable.

Marisol Suárez ha mantenido una serie de contactos con las trabajadoras de la empresa pileña Servicom auspiciado por la frágil situación económica que atraviesa. Dicho encuentro se debe a que las empleadas han dejado de percibir sus nóminas desde hace cuatro meses, por lo que ante la imposibilidad de Servicom de hacer frente a estos gastos, han decidido cesar en la participación con el ente local.

Desde hace cuatro años, Servicom ha sido la empresa encargada de gestionar el servicio de Ayuda a Domicilio de Pilas tras la puesta en marcha de la Ley de la Dependencia. Durante el mandato del Partido Popular, Servicom dejó de percibir unos 153.000 euros, lo que ha provocado el actual estado de falta de liquidez y consecuente impago de nóminas a las trabajadoras. Servicom ha llegado a facturar en torno a 630.000 euros anuales pero actualmente y dadas las circunstancias económicas ha cesado la actividad contractual con el Ayuntamiento de Pilas.

A tenor de lo sucedido, Marisol Suárez tiene que hacer frente a una situación cuanto menos complicada, por lo que “desde que entré en junio en este Ayuntamiento he sido consciente de la necesidad de derivar a los Servicios Sociales hasta el último céntimo que le corresponde con el fin de evitar esta difícil circunstancia”. Prosigue admitiendo su “ responsabilidad a pesar de encontrarme con una deuda heredada de la política de caja única del gobierno saliente”. Esta problemática ha sido ocasionada por la gestión anterior al gobierno actual, “en la que no se han respetado las partidas económicas asignadas a la Ley de Dependencia y se ha gastado el dinero en otros menesteres”, subraya la Delegada de Bienestar Social.

Como alternativa en este duro escenario y ante la inexistencia de una empresa interna que gestione la Ayuda a Domicilio, este Ayuntamiento contará con otra empresa dispuesta a afrontar los pagos pertinentes a la espera de una situación de mayor liquidez. La nueva empresa prestará sus servicios dos años y la Delegación de Bienestar Social del Ayuntamiento de Pilas ha acordado que la totalidad del personal contratado sea de Pilas. Marisol Suárez no cesa en su actitud y no elude su responsabilidad “pese a todas las circunstancias que la rodean” y no va a “dejar de luchar por que las trabajadoras reciban lo que es suyo ”. Además, ha dejado claro que “mi intención es que toda la gestión del capital destinado a la Ayuda a Domicilio se coordine en Pilas y para Pilas”.