logo-junta.jpeg

La Junta inyectará 94 millones para impulsar el pequeño comercio

10/07/2014

El plan de apoyo a las pymes busca su promoción y se ejecutará hasta 2017. Reforzar el apoyo a los negocios minoristas, mejorar su competitividad, apostar por el empleo de calidad y velar por los intereses de los consumidores son los principales objetivos del Plan para la Reactivación del Comercio Andaluz, una iniciativa de la Junta que entrará en vigor a finales de año y que prevé destinar 94 millones de euros a las pequeñas y medianas empresas (pymes) del sector hasta 2017.

La Junta inyectará 94 millones para impulsar el pequeño comercio

El plan de apoyo a las pymes busca su promoción y se ejecutará hasta 2017.

Reforzar el apoyo a los negocios minoristas, mejorar su competitividad, apostar por el empleo de calidad y velar por los intereses de los consumidores son los principales objetivos del Plan para la Reactivación del Comercio Andaluz, una iniciativa de la Junta que entrará en vigor a finales de año y que prevé destinar 94 millones de euros a las pequeñas y medianas empresas (pymes) del sector hasta 2017. Según explicó en Málaga el consejero del ramo, Rafael Rodríguez, esa cantidad podría sumar otros 20 millones de euros de fondos europeos. El documento se ha presentado a representantes de las principales asociaciones comerciales de la comunidad para que hagan sus aportaciones antes de ser aprobado en Consejo de Gobierno. El documento ha sido debatido y consensuado durante un año.

El programa se articula alrededor de tres líneas estratégicas con distintos programas que incluyen 96 proyectos específicos para impulsar la economía de estos establecimientos. En la comunidad andaluza, existen unos 112.000 comercios que pueden resultar beneficiados. El 97% de ellos emplea a menos de cinco trabajadores y alrededor del 90% no llega a las tres personas contratadas. Con este documento se pretende mejorar la posición en el mercado tanto de autónomos como de microempresas.

El programa podría beneficiar a unos 112.000 empresarios

El consejero recordó que uno de los principales problemas a los que se enfrentan estos negocios es la competencia de las grandes superficies, por lo que se trata de una medida ideada para otorgar a las pymes los recursos necesarios para que el pez grande no se coma al chico. Precisó, no obstante, que el Gobierno andaluz no está en contra de los grandes formatos, sino que apuesta por la convivencia entre todos los modelos, y recordó que en la comunidad funcionan actualmente 370 grandes superficies. Según aseguró, lo que busca su consejería es el equilibrio. Pero para que se produzca es imprescindible que se pongan en marcha instrumentos que faciliten y apoyen al que menos condiciones tiene para competir, añadió.

El plan diseñado por la Junta busca, entre otros aspectos, el asociacionismo; bajar costes y modernizar la estructura comercial; la incorporación de las nuevas tecnologías; la promoción de los establecimientos y de los centros comerciales abiertos, además de fomentar la formación y la investigación; y convertir al turismo en un aliado del comercio.

La medida busca que el pez grande no se coma al chico, dice Rodríguez

Un elemento diferenciador, respecto a otros proyectos desarrollados en este ámbito tanto en Andalucía como en otras comunidades autónomas, es que habrá una evaluación periódica para comprobar su ejecución y cambiar lo que sea necesario para que sea totalmente efectivo. Nace con vocación de ser un documento abierto, corregible y evaluable cada año para que se pueda adaptar a las demandas del sector, apuntó Rodríguez, quien durante su comparecencia estuvo acompañado por la directora general de Comercio, María del Carmen Cantero.

El consejero defendió el trabajo que acomete la Junta para promover este sector dentro de los ámbitos en los que tiene capacidad de actuación. Admitió que para reactivar el comercio es necesario impulsar también el consumo, es decir, apostar por políticas que favorezcan el crecimiento económico y la creación de empleo. Competencias que no están en nuestras manos, se excusó.

Sobre las zonas de gran afluencia turística y la libertad de horarios comerciales, recientemente ampliadas por el Gobierno (en Andalucía se han sumado Almería, Jerez y Marbella) en virtud del decreto ley de impulso a la economía para mejorar la competitividad, el consejero opinó que se utiliza el turismo como coartada. Como si el turista encontrara un atractivo especial en visitar durante su estancia las grandes multinacionales, que ya tiene en su lugar de origen, remachó. En su opinión, el atractivo para los visitantes está en los centros históricos de las ciudades, en el pequeño comercio y en la artesanía.