La XXXI Feria de la Cultura cerró una nueva edición con lleno en todos los espectáculos

06/10/2010

El Auditorio de la Casa de la Cultura fue el epicentro durante nueve días de una ambicioso programa cultural donde no faltó de nada. Danza, teatro, flamenco o humor coparon la oferta de este certamen cultural que se ha convertido en un referente en la provincia

Pilas se convirtió durante nueve días en el epicentro de la cultura en la provincia de Sevilla. La XXXI Feria de la Cultura, que se celebró del 4 al 12 de septiembre, trajo al Auditorio de la Casa de la Cultura del municipio un amplio programa con actuaciones para todos los públicos. Música, teatro, danza, literatura o humor fueron algunas de las posibilidades culturales que este certamen ofreció a los vecinos y vecinas de la localidad. Una feria que de nuevo volvió a ser un éxito como demuestran los sucesivos llenos en el Auditorio que se fueron sucediendo un día sí y otro también. Y es que la Feria de la Cultura de Pilas se ha convertido con todo merecimiento en uno de los eventos populares más importantes del municipio a lo largo del año, un hecho que hace que la Delegación de la Cultura se esfuerce cada mes de septiembre para traer a Pilas actuaciones culturales de calidad dentro de las posibilidades económicas de las arcas municipales.
La inauguración de la XXXI Feria de la Cultura tuvo lugar en la noche del 4 de septiembre. Tras las palabras del alcalde, José Leocadio Ortega, y del concejal de Cultura, Domingo Cruz, el quinteto Cordelia Jazz ofreció un concierto bajo el título “La espuma de los días”. El espectáculo aunó literatura, teatro y jazz a través de un repertorio que pretendió rendir homenaje al encuentro a mediados del siglo XX entre los artistas Duke Ellington y Boris Vian.
El día 5 la danza fue la protagonista con el Ballet Nacional de Lviv (Ucrania) que presentó “El gran ballet de los cuentos”, un espectáculo con fragmentos de grandes ballets clásicos como Cascanueces o La bella durmiente.
En la tercera jornada, el Auditorio de la Casa de la Cultura volvió a presentar una magnífica entrada, como en los días anteriores, para presenciar el espectáculo de la compañía Oriolo “El primer concierto”. Durante más de una hora y media, el espectáculo ofreció música con algunos pasajes clásicos como Pinocho, La danza de las Horas, Carnaval de Venecia o El barbero de Sevilla, entre otros, pero en clave de humor y donde se hacía partícipe a los asistentes. Por la mañana, el público juvenil disfrutó de una interesante charla-taller sobre el cómic impartida por el dibujante e ilustrador Abel Hipólito.
El día 7 llegó uno de los platos fuertes de esta feria cultural con la puesta en escena de una de las obras más importantes e internacionales de la literatura española, “La Celestina”. El Teatro Clásico de Sevilla fue la encargada de representar este texto clásico del dramaturgo Fernando de Rojas y lo hizo con un planteamiento escénico que se caracterizó por la búsqueda de una estética clásica, la contextualización de los personajes y episodios en la época en que se desarrollan en el texto original y la consabida confrontación entre la Edad Media y el Renacimiento. Un éxito total de puesta en escena que el público pileño supo agradecer con una sonora y duradera ovación al final de la obra. No en vano, la expectación que había creado esta cita, logró llenar por completo el Auditorio, más de 800 espectadores que disfrutaron del teatro más puro.
La quinta jornada tuvo como protagonista a la familia con un espectáculo de magia y humor. De nuevo, las gradas de este recinto se llenaron para disfrutar con el mago Austin y la payasa Pompita, dos divertidos personajes que contagiaron la risa a los más pequeños y a sus padres. Antes de echar el telón, la organización sorprendió con un espectáculo que no venía anunciado en el programa. Se trataba del ballet “Así es mi Perú” que ofreció a los presentes varios bailes tradicionales.
Previamente a este evento, el poeta, pintor y narrador Rafael de Cózar compartió por la tarde con varios vecinos del municipio un interesante rato de charla y diálogo literario a través de la lectura de varios de sus poemas. Una cita más íntima que contó con el agrado de los asistentes.
Quizás el acontecimiento más esperado y sonado tuvo lugar el 9 de septiembre con la presentación del último libro del escritor y columnista sevillano, Antonio García Barbeito, bajo el título “De lo cercano”. García Barbeito, natural de la vecina localidad de Aznalcázar, posee un estrecho vínculo con la localidad pileña por lo que, con esta presentación, el escritor quiso agradecer al pueblo de Pilas el cariño que le profesa.
“De lo cercano” reúne alrededor de 200 artículos publicados en diferentes medios de comunicación unidos por el denominado común de “la cercanía y la memoria del cariño al campo”. La obra es “un continuo regreso al origen”. En el mismo sentido, expresó que el libro, fruto de su gusto por el retrato, además de cantar al campo o contarlo, recoge el retrato de un día de lluvia, un personaje, sucesos o un aspecto. El trabajo nace bajo “la necesidad de saber que todo eso existe y que lo necesita como alimento del espíritu”, ha asegurado.
Tras la presentación del libro, el flamenco inundó las cuatro paredes del Auditorio con el arte de Inmaculada Pérez “La Bruja”, que presentó un espectáculo en el que mezcló teatro y cante. El público, que de nuevo volvió a llenar las gradas del recinto cultural, quedó deslumbrado con el derroche de fuerza y brillantez de la artista.
El día 10 tuvo lugar el concierto de Segundo Falcón y Suhail Ensemble de Marruecos con el espectáculo “Tierra de nadie”, que mezcló el flamenco más puro con la música tradicional árabe.
Al día siguiente, el flamenco volvió a ser el protagonista con la XXVI Festival Flamenco “Villa de Pilas”. Este certamen, incluido en el programa de la Feria de la Cultura, comenzó con la actuación del cuadro flamenco de Pastora Galván. Esta bailaora de reconocido prestigio supo encandilar al público que llenaba el teatro. Esa misma velada también dejó un hueco para dos jóvenes del municipio que poco a poco se van haciendo un nombre en el mundo del flamenco. Se trata de los cantaores Maribel Garrido y Maqui Fernández. Por último, cerró el certamen flamenco Joaquín “El Duende”, considerado uno de los mejores cantaores flamencos de Cataluña.
El domingo 12 de septiembre, último día de la Feria de la Cultura, la Banda de Música de la Sociedad Filarmónica de Pilas ofreció un concierto como colofón a nueve días repletos de actividades culturales.

feriacultura.jpg