Más de un millar de personas asisten a la conferencia de Pedro García Aguado organizada por Arpial

22/02/2015

Uno de sus logros más sonados sin lugar a dudas es el que se hizo realidad ayer por la tarde en el Complejo Residencial Lantana Garden. Meses atrás, el presidente de Arpial, Manuel Monsalves, daba a conocer su misión: traer a Pilas a Pedro García Aguado, ex jugador olímpico de waterpolo y conductor del conocido programa de televisión "Hermano Mayor".

Más de un millar de personas asisten a la conferencia de Pedro García Aguado organizada por Arpial

“Esto no debería ser normal”. Bajo este lema, la Asociación de Adictos y Alcohólicos Rehabilitados de Pilas y del Aljarafe –ARPIAL- trabaja día a día para devolver la felicidad y la salud a muchas familias de nuestro entorno cuyo principal problema deriva de la adicción a las drogas de alguno de sus miembros.

Uno de sus logros más sonados sin lugar a dudas es el que se hizo realidad ayer por la tarde en el Complejo Residencial Lantana Garden. Meses atrás, el presidente de Arpial, Manuel Monsalves, daba a conocer su misión: traer a Pilas a Pedro García Aguado, ex jugador olímpico de waterpolo y conductor del conocido programa de televisión “Hermano Mayor”.

Ayer sábado, a las cinco de la tarde, más de mil personas de Pilas y pueblos de alrededor, (colectivos, Policía Local, Protección Civil, Guardia Civil y, en definitiva, familias al completo) se dieron cita en Lantana con una gran expectación, no solo por ver a la estrella televisiva sino por escuchar su mensaje sincero, directo, verdadero y factible.

En el escenario, Juanma Real, gerente de Lantana Garden, el presidente de Arpial, Manuel Monsalves, el alcalde de Pilas, Jesús María Sánchez, el anterior presidente de honor de la asociación, Pedro Catalán y el médico y colaborador de Arpial, Julián Blanco. En medio de todos ellos, Pedro García Aguado.

Tras una breve introducción de lo que sería la jornada y los pertinentes agradecimientos a colaboradores y organizadores del evento, Manuel Monsalves dio paso a un documental filmado por Hugo Baena y Julio Blez (Carcosa Producciones) protagonizado por miembros de Arpial. En él, sus testimonios reales emocionaron a todos los presentes en la escena.

El encargado de presentar al conferenciante fue el regidor pileño, Jesús María Sánchez, quien alabó la encomiable tarea de Arpial afirmando que “podéis y debéis sentiros orgullosos de vuestra labor”. Refiriéndose a García Aguado, destacó que “es un honor y un placer tenerle aquí hoy entre nosotros porque más allá de la estrella televisiva tiene una trayectoria de vida muy loable”.

Acto seguido, un Pedro García Aguado entregado se levantó, cogió su silla y se desplazó, en una clara señal de cercanía con el público. Comenzó su conferencia titulada “Un viaje de aprendizaje” haciendo mención de una premisa fundamental: “éxito y fracaso son dos grandes impostores”. A lo largo de su disertación, mencionó facetas de su vida deportiva y personal, hizo un repaso de los momentos de gloria con las victorias olímpicas y a su vez desveló los entresijos de su relación en el mundo de las drogas. Su discurso si cabe ahondó más en las conciencias de los asistentes porque estuvo entremezclado con una proyección creada a base de imágenes, vídeos y canciones que incitaron a recapacitar sobre las decisiones que se toman de forma inconsciente.

Hizo un gran regalo al público descifrando las claves para evitar que los jóvenes caigan en la drogadicción, haciendo especial hincapié en aquellos menores de 13 y 14 años (España tiene la media de edad en el inicio de consumo más baja de Europa), que son los más vulnerables. Algunas de las bazas fundamentales que deben manejar los padres son inculcar a los hijos el sentido del esfuerzo, la seguridad en sí mismos, fomentar la capacidad de perseverancia y de trabajar en equipo.

Una de sus sobresalientes frases, que caló en los asistentes y produjo un emotivo silencio, fue “yo no sabía que podía perder a mi mejor amigo por culpa de las drogas”. Esa máxima se remontaba al año 2006, cuando falleció su amigo –y también jugador olímpico de waterpolo- Jesús Rollán tras sufrir una depresión debido a la adicción de las drogas que había padecido durante años, y que compartía con García Aguado. La falta de información o la incapacidad para reaccionar ante las drogas es uno de los principales problemas con que se encuentran adictos y familiares, así como “asociar consumo con diversión”, otra de las grandes mentiras que empujan al abismo de las drogas a miles de jóvenes con falta de autoestima.

Asimismo, el ex jugador de waterpolo hizo hincapié en crear “conciencia de riesgo” entre los más jóvenes y desmintió tajantemente mitos extremadamente extendidos en nuestra sociedad como “saber beber” o “beber con moderación”, que a su juicio “confundimos con la tolerancia que se crea cuando uno consume grandes cantidades de alcohol”. También habló de la necesidad de educar a los hijos –desde la infancia- en la idea de que “cada uno puede sentirse útil, capaz, valorado y parte de un grupo” y terminó su intervención con una referencia a los logros obtenidos por Arpial -seis personas rehabilitadas de cada diez- que “es una gran cifra teniendo en cuenta que no se trata de un centro de rehabilitación sino de una asociación de carácter ambulatorio”.

 conferencia p garcia aguado 08 w conferencia p garcia aguado 10 ayto conferencia p garcia aguado 11 ayto conferencia p garcia aguado 06 w