'Sentí una gran satisfacción por haber cumplido el sueño de casi todos los maratonianos'

08/02/2010

Francisco Antonio del Valle Hernández, policía local de Pilas, participó el pasado 1 de noviembre en una de las pruebas atléticas más populares y prestigiosas del planeta, la Maratón de Nueva York en su 40ª edición

entrevista

El pasado 1 de noviembre de 2009 se celebró una de las maratones más multitudinarias del mundo, la de Nueva York. Atletas y aficionados de todo el mundo tienen señalado con una cruz en el calendario el día en el que se disputa esta clásica del atletismo. Además, en esta ocasión, se trataba de una prueba especial puesto que se cumplía la 40ª edición.

Entre la amalgama de personas que se hallaban en la línea de salida se encontraba nada más y nada menos que un vecino de nuestra localidad. Se trata de Francisco Antonio del Valle Hernández, que ejerce de policía local desde hace 22 años. Casado y con dos hijos de 11 y 7 años, a los que les ha inculcado la pasión por el deporte, a sus 43 años decidió cruzar el charco para embarcarse en esta aventura que siempre quedará en su recuerdo y en el de los suyos.

Francisco Antonio es una persona afable a la que le gusta disfrutar de su familia. Toda su vida ha estado practicando algún tipo de deporte y no sólo porque el trabajo se lo exigía. Fútbol, pádel y ahora atletismo son los deportes que más ha practicado, siempre a nivel de aficionado y desde una óptica encaminada al disfrute y a mantener una vida sana.

Francisco, empezando por los resultados, ¿en qué puesto quedaste y qué tiempo realizaste?

Creo que esto, al fin y al cabo, es lo de menos. Hubo una participación de aproximadamente 45.000 personas. En mi caso en particular, llevaba el dorsal número 20.181, quedando en el puesto 19.034, realizando un tiempo de 4 horas y 11 minutos. Había incluso una diferencia de dos minutos con respecto al tiempo de entrada y es porque había tantísima gente en la salida, que desde que dan la salida hasta que la atraviesas pasa un tiempo.

Supongo que para vivir este acontecimiento viajarías acompañado. ¿Con quién fuiste a la maratón?

Está claro que un acontecimiento como este no está al alcance de todos los días, por lo que aprovechamos la ocasión y fuimos toda la familia. Pasamos días antes por Orlando y así pudimos conocer el Parque de Disney World. Después nos trasladamos a Nueva York donde coincidía que era la fiesta de Halloween.

¿Cómo fue la experiencia de correr en una de las carreras más multitudinarias del mundo?

La experiencia es inolvidable. Te imaginas muchas cosas antes de emprender un viaje de tales características, pero cuando te encuentras en la prueba urbana de atletismo más popular del planeta, correr 42 kilómetros por el mapa de las calles de la Gran Manzana, nada menos que participando en la Maratón de New York City, es algo indescriptible, sientes una gran satisfacción por haber cumplido el sueño de casi todos los maratonianos.

  No es la primera vez que corres fuera de España ni, por supuesto, que corres una maratón. Poco a poco te estás haciendo internacional

Llevo realizadas un total de seis maratones, de las cuales, fuera de España, he realizado esta última de Nueva York y la de Florencia. También participé en la maratón de Ámsterdam, pero no pude terminarla por culpa de una lesión.

¿De dónde surgió esta afición por el atletismo en general y las maratones en particular?

Desde siempre he practicado algún tipo de deporte y la idea de correr una maratón me rondaba desde hacía mucho tiempo por la cabeza. Tengo que agradecer a un compañero y amigo, José Sánchez, que tiene una dilatada experiencia en esto de las maratones, porque gracias su asesoramiento y a su ánimo, fue lo que me impulsó a decidirme a acometer los 42 kilómetros de una maratón y cómo se dice en este mundo, una vez que corres la primera maratón, vuelves a repetir.

¿Tienes alguna meta o ilusión que te gustaría hacer realidad en los próximos años?

A nivel personal aún me queda mucho por hacer, pero la verdad es que es muy difícil compatibilizar la vida familiar, laboral y deportiva. Pero como se suele decir, de ilusiones vive el hombre, así que espero poder cumplir muchas de ellas.

Quisiera agradecer el apoyo recibido por mi familia, que han aguantado estoicamente el entrenamiento durante el verano, ya que buscaba cualquier hueco del horario para poder entrenar. Así como mi más sincero agradecimiento a la Asociación de Empresarios de Pilas, al Centenario Bar Máquina, a la panedería de Andrés Gabriel del Valle, al taller Auto Tractor Pilas, Agustín Roiz (Publimag) y cómo no al Ayuntamiento de Pilas (Concejalía de Deportes y de Policía y Tráfico), que han colaborado y han echo posible que toda esta expericencia haya sido posible.